Cambia a responsive o desaparece!

A estas alturas ya debes saber que a partir del 21 de Abril de 2015 Google eliminará el posicionamiento orgánico de todas aquellas webs que no sean responsive, o sea, que no estén diseñadas para adaptarse a cualquier dispositivo móvil, ya sean tabletas, smartphones, libros electrónicos… Si tu sitio web no está optimizado va a desaparecer de las primeras posiciones en los resultados de búsqueda desde estos dispositivos. Aquí puedes verificar la usabilidad de tu web. https://www.google.com/webmasters/tools/mobile-friendly/ ¿Te ha salido que tu página está correctamente optimizada? ¡FELICIDADES! ¿Te ha salido que tu página NO ESTÁ OPTIMIZADA? LLÁMANOS – 937506360 Desde Zuloaga Imatge te podemos ayudar. Adaptamos tu web para su correcta optimización y te asesoramos con el posicionamiento SEO. ¡NO TE VUELVAS...

Trabajo tanto que no tengo tiempo de hacer lo que debo!! …O la teoría del vaso.

Esto es justo lo que me ha pasado estos últimos meses! Me acabo de dar cuenta que últimamente mi día a día es un caos, no hago la mitad de cosas que tengo programadas, salgo al paso de las urgencias como puedo y tengo la sensación constante de que se me escapan cosas. Os suena esto? Tenía pendiente este post desde hace muchas semanas pero han ido surgiendo imprevistos, algunos de trabajo (bien!) Y otros han sido temas paralelos, personales o sociales, que han influenciado en el transcurso diario del trabajo del despacho hasta el punto tener la sensación de pérdida de control. Peligro! Ha llegado el momento de parar y reflexionar Parar y reflexionar … algo que, todos sabemos, deberíamos hacer un ratito cada día, entre 5 y 10 minutos, y así evitaríamos el caos. Pero ya soy en medio del caos, ¿qué hago ahora? Volver a organizar. Cualquier trabajo, necesita de una programación clara y pautada, pero sobre todo alcanzable. No podemos programar la semana sabiendo que cualquier imprevisto lo enviará todo a pique. Haz caso siempre de las TRES GRANDES REGLAS DEL VASO: PROGRAMA SOLO EL 75% DE TU TIEMPO DE TRABAJO. El 25% restante se llenará, sin que hagas nada, de IMPREVISTOS! De este 75% organiza primero la mitad con los IMPRESCINDIBLES y la otra mitad la llenas con el resto de cosas que tienes IMPORTANTES o PENDIENTES. Entre medio seguro que te quedan ratitos de 5/10 minutos para tomar un café con los amigos, la llamada de cada día … y parar para reflexionar. Al final el vaso está lleno, el trabajo de la semana...

¿Quién dice que los smartwatches no son cosa de niños?

Telefónica ha anunciado hoy durante la celebración del Mobile World Congress de Barcelona la comercialización de FiLIP, el reloj inteligente que ya fue lanzado en Estados Unidos en 2013 a través de AT&T y que ahora llegará a Europa y América Latina a través de la multinacional española. Este dispositivo está pensado para niños de entre 4 y 11 años aproximadamente, y ofrece diversos servicios que permiten que estemos más tranquilos respecto a nuestros pequeños. El dispositivo cuenta con tecnologías GSM, GPS y WiFi para la geolocalización, pero además es capaz de hacer y recibir llamadas y recibir mensajes. En el apartado de la localización contamos por tanto con suficientes garantías de que en todo momento podremos ubicar la posición del reloj y por tanto del niño que lo lleva puesto, y podremos configurar esa transimisión de la posición para que se realice con mayor o menor frecuencia o que directamente solo se muestre cuando la pidamos. Todo se controla desde una aplicación móvil que está disponible para iOS y Android -de momento nada de Windows Phone-. En esas opciones se incluye el establecimiento de zonas seguras a través de geo-fencing, de forma que si los niños se salen de zonas delimitadas por nosotros nos llegará un aviso inmediatamente. Este es un post publicado por Xataka, para continuar leyendo haz clic en el...

15 divertidas reacciones de marcas ante la “polémica” de #TheDress

Para las marcas, reaccionar con rapidez en las redes sociales es una gran oportunidad para generar repercusión y entrar en la conversación con el resto de la comunidad. Si además, a esto le sumamos la creatividad y el ingenio, se pueden generar contenidos muy interesantes para conectar con los consumidores en un momento concreto. ¿Y por qué estoy contando todo esto? Pues porque el viernes tuvimos un día bastante movidito en Twitter (y en general, en todas las redes sociales) con la polémica de #TheDress, el vestido que nos tuvo a todos divididos entre los que lo veían blanco y dorado y los que lo veían negro y azul. Muchas marcas aprovecharon la oportunidad para dar su particular visión de tema, así que se me ha ocurrido que sería una buena forma de arrancar la semana compartiendo algunas de las reacciones que más me gustaron. ¡Que las disfrutes! Este es un post publicado por “La criatura creativa”, para continuar leyendo haz clic en el...

Tus clientes, son más de derechas o más de izquierdas?

La decisión final de compra tiene mucho que ver con cual es el lado del cerebro que predomina en la personalidad del cliente. Si predomina el lado izquierdo, sus decisiones estarán basadas en razonamientos lógicos y analíticos. En cambio si es el lado derecho el que toma las decisiones, éstas estarán basadas en la intuición y el impacto emocional que reciba. Conocer nuestro público es básico para definir el tipo de mensaje que le queremos hacer llegar y los códigos que debemos usar. Clientes “de izquierdas” / Comunicación a través de la razón La mayoría de las personas actúan en función de lo que conocen y muchas de sus decisiones obedecen a un análisis de la información y a la comparación con otras alternativas. Cuando tenemos un producto o un servicio totalmente nuevo, o con unas aportaciones mejores de lo que hay en el mercado el mensaje que queremos transmitir debe estar centrado en la oferta y debe tener los argumentos necesarios para que el público pueda evaluar . Y, ¿cuáles son estos argumentos? Deductivo – a partir de un planteamiento general y siguiendo unos pasos lógicos (deducción) llegaremos a unas conclusiones finales referentes al producto o mensaje. Inductivo – a través de un ejemplo significativo o extremo donde se da una característica concreta, daremos pie a pensar que el producto-servicio que ofrecemos proporcionará lo mismo. Retórico – intentaremos persuadir al público por medio de las palabras, discursos, metáforas, canciones u otras figuras. Analógico – buscaremos identificarnos con unas cualidades determinadas haciéndolo a través de la comparación del producto con otro de sus características o la alusión a una...

¿I tú, como te comunicas?

La verdad es que siempre nos estamos comunicando. Constantemente nos relacionamos o interactuamos con otras personas y lo hacemos utilizando diversos códigos, pero esto no quiere decir que siempre se entienda nuestro mensaje. Lo primero que hemos de tener en cuenta es que éstos códigos están formados por un conjunto de señales y reglas que han de ser conocidas y bien empleadas por el emisor, que es quien define y codifica el contenido del mensaje o idea que se quiere transmitir. Si un mensaje no es entendido por las personas o comunidades a quien se dirigía (receptores), ¿Se interpretará que éstos no son capaces de entender nada? NO, lo que está pasando es que el emisor no ha codificado correctamente el mensaje, o quizás, no ha utilizado los canales adecuados o no tiene la credibilidad necesaria para realizar una comunicación eficaz y generar una respuesta o feedback, ha que precisamente es esto lo que normalmente estamos buscando, establecer una comunicación circular. Existen muchos códigos para comunicarnos; el verbal, el gestual, el Morse, el visual… y cada día surgen nuevos códigos y más complejos, como internet y las redes sociales, los cuales a su vez crean sus propios códigos. De hecho, en una comunicación eficaz combinamos diferentes códigos; visual (imágenes), escrito (textos), verba (palabras), sonoro (sonidos, música). Y además utilizamos distintos canales de interacción; carteles, vallas, radio, televisión, redes sociales, chats, correo electrónico, blogs… Como vemos, una buena comunicación requiere, en primer lugar, conocer bien a nuestra audiencia y saber que códigos utiliza, después un cierto dominio de éstos códigos y por último, tener claros que canales son los adecuados...