Tus clientes, son más de derechas o más de izquierdas?

La decisión final de compra tiene mucho que ver con cual es el lado del cerebro que predomina en la personalidad del cliente. Si predomina el lado izquierdo, sus decisiones estarán basadas en razonamientos lógicos y analíticos. En cambio si es el lado derecho el que toma las decisiones, éstas estarán basadas en la intuición y el impacto emocional que reciba. Conocer nuestro público es básico para definir el tipo de mensaje que le queremos hacer llegar y los códigos que debemos usar. Clientes “de izquierdas” / Comunicación a través de la razón La mayoría de las personas actúan en función de lo que conocen y muchas de sus decisiones obedecen a un análisis de la información y a la comparación con otras alternativas. Cuando tenemos un producto o un servicio totalmente nuevo, o con unas aportaciones mejores de lo que hay en el mercado el mensaje que queremos transmitir debe estar centrado en la oferta y debe tener los argumentos necesarios para que el público pueda evaluar . Y, ¿cuáles son estos argumentos? Deductivo – a partir de un planteamiento general y siguiendo unos pasos lógicos (deducción) llegaremos a unas conclusiones finales referentes al producto o mensaje. Inductivo – a través de un ejemplo significativo o extremo donde se da una característica concreta, daremos pie a pensar que el producto-servicio que ofrecemos proporcionará lo mismo. Retórico – intentaremos persuadir al público por medio de las palabras, discursos, metáforas, canciones u otras figuras. Analógico – buscaremos identificarnos con unas cualidades determinadas haciéndolo a través de la comparación del producto con otro de sus características o la alusión a una...

¿I tú, como te comunicas?

La verdad es que siempre nos estamos comunicando. Constantemente nos relacionamos o interactuamos con otras personas y lo hacemos utilizando diversos códigos, pero esto no quiere decir que siempre se entienda nuestro mensaje. Lo primero que hemos de tener en cuenta es que éstos códigos están formados por un conjunto de señales y reglas que han de ser conocidas y bien empleadas por el emisor, que es quien define y codifica el contenido del mensaje o idea que se quiere transmitir. Si un mensaje no es entendido por las personas o comunidades a quien se dirigía (receptores), ¿Se interpretará que éstos no son capaces de entender nada? NO, lo que está pasando es que el emisor no ha codificado correctamente el mensaje, o quizás, no ha utilizado los canales adecuados o no tiene la credibilidad necesaria para realizar una comunicación eficaz y generar una respuesta o feedback, ha que precisamente es esto lo que normalmente estamos buscando, establecer una comunicación circular. Existen muchos códigos para comunicarnos; el verbal, el gestual, el Morse, el visual… y cada día surgen nuevos códigos y más complejos, como internet y las redes sociales, los cuales a su vez crean sus propios códigos. De hecho, en una comunicación eficaz combinamos diferentes códigos; visual (imágenes), escrito (textos), verba (palabras), sonoro (sonidos, música). Y además utilizamos distintos canales de interacción; carteles, vallas, radio, televisión, redes sociales, chats, correo electrónico, blogs… Como vemos, una buena comunicación requiere, en primer lugar, conocer bien a nuestra audiencia y saber que códigos utiliza, después un cierto dominio de éstos códigos y por último, tener claros que canales son los adecuados...

Formación a la carta. ¡Escoge sólo los conocimientos que necesitas!

Micro-Capsulas de conocimiento a tu gusto! Cuántas veces te has quedado encallado a la hora de hacer una cosa concreta; un índice interactivo, aquel gráfico que se te resiste, una buena presentación, el retoque de una fotografía…? Piensas en quien te puede ayudar; los compañeros, los amigos, o incluso tus hijos. Pero enseguida te das cuenta que o desconocen como hacerlo, o no te lo saben explicar o no tienen tiempo… Empiezas a buscar tutoriales y cursos por internet… y va pasando el tiempo. NO encuentras lo que buscas; los tutoriales son difíciles de seguir, los cursos que encuentras tienen mucho contenido que no te interesa, son muy largos, o el coste es muy elevado. ¡Es desesperante! ¿Qué te parecería diseñar tu propio mini curso? Ser tú quien decide qué necesita y cuando lo quiere aprender. Esto es el que te ofrecen las Micro-Cápsulas de conocimiento. Tanto es el nivel de tu necesidad, puede ser muy básica o muy específica, tú nos explicas el que quieres y nosotros elaboramos un mini curso que cubra esta necesidad concreta. Las Micro-Cápsulas acostumbran a tener una duración entre una y tres horas. Y si quieres que el coste sea más reducido busca un compañero con la misma necesidad, las Micro-Cápsulas funcionan muy bien hasta tres personas. Tú eliges que quieres aprender. Tú eliges cuando lo quieres aprender. Tú eliges que quieres pagar por aprender. Pídenos más...

¿Para que quiero Facebook?

Estaba hablando con el propietario del bar donde acostumbro a tomar café en verano y me comentaba “esto cada vez está peor, van a dejar que desaparezcan todos los establecimientos pequeños, no nos dan ninguna ayuda… todo son palos en la rueda…”. “Bien, es verdad, el tema no está fácil- le contesto- pero lo que más me preocupa es que estás desilusionado y si tu no pones ganas nadie las va a poner por ti”. Es muy importante auto motivarnos, poner una gran sonrisa en la cara y pensar que las cosas van a cambiar a mejor. Le vas a dar un meneo a tu negocio. Piensa en cosas sencillas que podrías ofrecer y que gustasen a tus clientes, sin un coste añadido; quizás la degustación de un nuevo café, una oferta especial los días de fútbol… Y ahora es cuando le vas a sacar provecho a las redes sociales, en especial a Facebook. Desde Facebook puedes hacer un llamamiento a tus fans/amigos anunciándoles los nuevos cafés y quizás una degustación gratuita, pídeles que lo compartan con sus amigos, pregúntales que les gustaría encontrarse cuando vienen a tu bar. Ofréceles buena música, alguna actuación… Conforme vaya creciendo tu comunidad de fans/amigos te será más fácil que la gente esté al tanto de tus novedades, que participe en tus eventos y que te vuelvas un poco imprescindible en sus vidas. Piensa que las redes sociales te ayudan en la medida en que las usas correctamente, se siempre constante, publica fotos bonitas o vídeos de música (esto gusta muchísimo), o cosas interesantes, explica cosas que puedan interesar a tu comunidad, a veces...

Reflexiones…

A finales de mayo, haciendo una de las revisiones habituales de nuestra web y constatando, una vez más, que necesitaba un cambio profundo para alinearse al nuevo camino emprendido por Zuloaga Imatge  decidimos renovar por completo nuestro espacio en internet. Ya sabéis, si nos dedicamos a ayudar a nuestros clientes a comunicarse desde el diseño y las redes sociales aprovechando las nuevas tecnologías, nosotros tenemos que estar a la altura, ¿no? Durante los meses de junio y julio hemos estado trabajando duro para poder crear un entorno que sea lo más fiel posible a nuestra filosofía de trabajo; proximidad a nuestros clientes, facilidad en la navegación y transparencia en la oferta. Estando de vacaciones hemos revisado y digerido todos los cambios. Desde las playas de Menorca y acompañada de mis seres queridos hemos mirado y remirado la web, se han hecho nuevas propuestas y cambios, y en uno de los últimos días de vacaciones, después de una noche de fiesta hasta altas horas de la madrugada con unos nuevos y simpáticos amigos genoveses, hemos vuelto a repasar todo desde nuevas perspectivas. Ahora creemos que ya os podemos dar la bienvenida a este nuevo espacio donde queremos compartir con vosotros las novedades que surjan en este apasionante mundo del diseño y la comunicación y ofreceos nuestros humildes consejos, pero también queremos que compartáis con nosotros vuestras dudas, inquietudes o descubrimientos. Estamos aquí para intentar dar respuesta a todas las consultas, ayudaros en la comunicación de vuestro negocio y así crecer entre todos....